Josep Maria de Sagarra

La ruta azul : viaje a los Mares del Sur, edición de Eduardo Jordá

Península - Altaïr viajes, 24

Barcelona, 2000
bibliothèque insulaire
   
errances

parutions 2000

La ruta azul : viaje a los Mares del Sur / Josep M. de Sagarra ; edición de Eduardo Jordá ; presentación de Virgilio Sánchez Rey. - Barcelona : Península, 2000. - 278 p.-[16] p. de pl. : cartes ; 21 cm. - (Altaïr viajes, 24).
ISBN 84-8307-262-9
… este libro será la crónica de un desencanto anunciado.

Virgilio Sánchez Rey, Presentación, p. 16

En exil à Paris pendant la Guerre Civile, l'écrivain catalan Josep Maria de Sagarra (1894-1961), désireux de découvrir Tahiti, embarque à Marseille, le 28 décembre 1936, pour un voyage de 
quarante jours ponctué d'escales à Alger, à Madère, à la Guadeloupe, en Martinique et à Panama. Il séjourne à Tahiti et dans les îles voisines jusqu'au mois de juin 1937, portant un regard souvent critique qui ne le retient pas d'avouer au moment du départ : « Ahora que abandono este país — probablemente para siempre — no puedo negar que es bellísimo ; le reconozco todos sus encantos y olvido sus mordiscos ».
Premier fruit de ce voyage, « Entre l'Equador i els tropics », un recueil de poèmes, paraît à Barcelone en 1938. En 1942, Josep Maria de Sagarra livre une version, allégée et en castillan — en raison de la censure franquiste —, de son journal de voyage : « El camino azul : viaje a la Polinesia » ; la première édition en catalan date de 1964. L'édition réalisée par Eduardo Jordá, est basée sur le manuscrit original catalan, sur sa transcription très légèrement amendée dans les Obres completes (1986) et sur le texte castillan publié en 1942.

Josep Maria de Sagarra est bon observateur et sait exprimer finement le ton et la portée de ce qui retient son attention — les êtres et les lieux, les incongruités de la comédie sociale dans une sous-préfecture tropicale. Les traits sont d'autant plus acérés qu'ils émanent d'un visiteur sensible par ses origines à la douceur de vivre au soleil, mais étranger au système que la France tente maladroitement d'acclimater au cœur du Pacifique. À noter encore que Sagarra, touchant Tahiti au terme d'une croisière riche en escales tropicales, éprouve un choc amorti par ses découvertes passées : « Tahití no me ha sorprendido quizá con tantas gemas y tantas transparencias como las que descubrí en aquella madrugada del Mar Caribe … »
NOTE DE L'ÉDITEUR : Josep Maria de Sagarra, exiliado en Paris durante la Guerra Civil, decidió viajar a Tahiti en compañía de Mercè Devesa, con quien acababa de casarse, aprovechando el sustancioso regalo de bodas que le habia hecho el político y mecenas Francesc Cambó.

En la Polinesia, Sagarra tenía la intención de « vegetar de manera primaria » y huir del ambiete opresivo que se vivía entre los exiliados. El 28 de diciembre, él y su esposa se embarcaron en Marsella en el Commissaire Ramel ; llegaron a Tahiti en febrero de 1937 ; volvieron de nuevo a Marsella, en el Ville de Strasbourg, el 20 de julio de 1937. Del cuaderno de bitácora de Sagarra surgió La ruta azul, que apareció en 1942 con otro título y con numerosos fragmentos censurados, y que ahora publicamos en su versión integra, en una traducción que recupera el sabor del texto original y con un prólogo que pormenoriza los detalles de ese « extraño viaje ».

Sin duda, La ruta azul representa un ejemplo excepcional, algo así como una selección y una superación del estilo narrativo más fresco y más amable de los libros de viajes ; la excelencia de estas páginas reside en la calidad mágica de sus observaciones y en una prosa enorme, alargada y luminosísima como pocas, salpimentada con agudos retratos de una galería de personajes estrafalarios y una batería de opiniones demistificadoras sobre el presunto mundo virginal y paradisiaco de la Polinesia. Todo ello hace de La ruta azul uno de los mejores libros de viajes de las literaturas hispánicas.
EXTRAIT    La escuela de Borabora, de una arquitectura aún más simple que la casa de los cantos, es una enorma sala de madera con la típica techumbre de cocotero trenzado. El maestro o l'instituteur, aquél que ayuda en las misas del padre José, es un muchacho con cara correcta y severa, con el pecho y las piernas de ciclista entrenado ; más que maestro de niños parece profesor de cultura física, y por toda ropa suele llevar unos shorts de color azul. Los discípulos llevan la misma indumentaria y algunos, además, una camisa o una camiseta ; los calcetines y el calzado, como es normalísimo, sólo se llevan en Borabora cuando la gente va al cine.

   Pero a la mayoría de los niños los veréis, despuès, completamente desnudos, persiguiendo cochinillos, dando tirones a las orejas de un perro o nadando alrededor de las piraguas ; las niñas, más modestas, llevan unas batas tan tristes como las de sus madres, que las uniforman a todas y les dan un aire de hospicio.

   En la escuela, estos niños aprenden lo que se suele enseñar en una institución primaria de la provincia francesa. De su país, de su historia, de lo que representa su raza en el Pacífico, no tienen ni idea. Unos recitan la lección y los demás la reciten a trozos. Desde mi habitación oigo el zumbido escolar. De vez en cuando me llega hasta el oído : « La raison du plus fort est toujours la meilleure » y otras sentencias de las fábulas de La Fontaine, recitadas por cincuenta boquitas, muchas de ellas desdentadas. Los niños y las niñas cantan las mismas canciones que oís en el aire plateado de Normandía o de Bretaña, o en las garrigas un poco calcinadas del Rosellón : Jean de la Lune, Malborough s'en va-t-en guerre, Frère Jacques …

   A la puerta de la escuela siempre hay un niño de un año y medio, con una tripa de caoba reluciente, que está comiendo mosquitos. En esta misma puerta también acostumbra a pasar mucho tiempo Alain Gerbault.

Borabora (un poco fuera del mundo), pp. 231-232
COMPLÉMENT BIBLIOGRAPHIQUE
  • « El camino azul : viaje a la Polinesia », Barcelona : Juventud (Tierras y mares), 1942
  • « La ruta blava : viatge a les mars del Sud » amb illustracions de l'autor, Barcelona : Selecta (Biblioteca Selecta, 367), 1964
  • « La ruta blava : viatge a les mars del Sud », in Obres completes : prosa, Barcelona : Selecta (Biblioteca perenne, 22), 1986
  • « La ruta blava : viatge a les mars del Sud » pròleg de Virgilio Sánchez Rey, Barcelona : Ed. 62 (El Balanci, 383), 2000
  • « Entre l'Equador i els tropics » amb aiguaforts de Ramon de Campmany, Barcelona : Medusa, 1938
  • « Entre l'Equador i els tropics », Barcelona : Selecta (Biblioteca Selecta, 32), 1947
  • Eduardo Jordá, « Mais ça arrive » (poèmes), éd. bilingue trad. de l'espagnol par Renée Sallaberry, Gardonne : Fédérop, 2006
  • Marta Vallverdú i Borràs, « Viatges literaris a la Polinèsia : Aurora Bertrana, Josep Maria de Sagarra », Barcelona : Publicacions de l'Abadia de Montserrat (Biblioteca Serra d'Or), 2007

mise-à-jour : 2 décembre 2009

   ACCUEIL
   BIBLIOTHÈQUE INSULAIRE
   LETTRES DES ÎLES
   ALBUM : IMAGES DES ÎLES
   ÉVÉNEMENTS

   OPINIONS

   CONTACT


ÉDITEURS
PRESSE
BLOGS
SALONS ET PRIX